Clínicamente muerto


—Dice usted que he estado muerto.
—Así es. Ha estado usted clínicamente muerto con electroencefalograma plano durante más de media hora. Nunca he visto en mi larga trayectoria profesional un caso similar—contestó el doctor.
—Pero, ¿cómo es posible?—repuse a mi vez.
—Estamos tratando de darle una explicación racional, ¿guarda usted algún recuerdo de esta experiencia?
—Vagamente comienzo a recordarlo. Me encontraba en un lugar que me resulta familiar, aunque no podría identificarlo. Delante de una suerte de máquina extraña. De repente, de forma automática, como si se tratase de algo repetido otras veces, saque un objeto del bolsillo, de forma plana y rectangular, lo introduje en una ranura y después...
¡pulsé un botón!

Comentarios

Entradas populares