Fase REM


Estaba convencido de que su vida entera, toda su existencia, no era más que una fase minúscula, de movimiento rápido de los ojos, dentro del sueño de alguna extraña criatura.
Su mundo entero estaba construido con los delgados hilos del sueño paradójico, de la fase REM, de una mente ignota.

Preocupado por su salud mental, recopiló pruebas de esta hipótesis, redactó un documento descriptivo y lo entregó todo como un dosier a su psiquiatra. El psiquiatra lo revisó y le llamó para concertar una cita.

—Su trabajo es impecable. No me cabe ninguna duda de que usted no es real.
La corriente de su vida es fruto de la ensoñación de un misterioso ser, un sueño en el que usted parece ser el protagonista. Ahora bien, a partir de la innegable evidencia para ambos, de que usted no es real, me pregunto en qué lugar deja, este hecho irrefutable, mi propia existencia, siendo como soy parte de su extraño devenir—dijo el psiquiatra.

—Me temo doctor que ambos sabemos la respuesta a esa pregunta:
Yo soy el protagonista del extraño sueño de mi vida y usted solo es
¡un figurante!

Comentarios

Entradas populares